desde Catamarca

El 14 de abril de 2008, al cumplirse el primer mes de la partida de Chiara, en Catamarca nos reunimos a celebrar una misa en la Pquia del Inmaculado Corazón de María, en la cual durante la homilía se presentó el perfil de Chiara y las últimas noticias sobre el funeral y las palabras del Card Bertone y del Papa Benedicto XVI.
Luego, entre un grupo de los seguidores del carisma de la fraternidad, nos reunimos y, cada uno, fue diciendo una impresión o sello de su encuentro con el Movimiento de los Focolares.
Aquí les trascribimos algunas palabras:

Tere: Al final de la transmisión de su funeral, pasaron una imagen de Chiara saludando descendiendo una escalinata. Sentía que podía tocarla, cuando no pude hacerlo en persona. Ese saludo que ella hacía era para mí. Sin tiempo ni espacio.
Elsa: Hace muchos años, estuve en el Centro de la Obra haciendo una escuela y trabajando. Un día, salía Chiara en el auto y yo corría y corría, hasta que llegué, le tomé la mano por la ventanilla (y le apretaba), la miraba y no me salía nada. En un momento pude decirle sólo “gracias”; y sentía que su mirada me traspasaba.
Erica: Siempre me sorprendió el amor que tenía por cada uno, porque ella amaba a Jesús en cada uno. Chiara dijo: “cuando esté Jesús en medio, yo vendré”. Me enseñó a amar esta presencia de Jesús en cada uno.
Julio: Cuando me avisan que Chiara falleció, estaba por razones de trabajo en la montaña, en un lugar sin señal de celulares. De pronto, a las 6:30 de la mañana, me llega el mensaje!!! La primera impresión que tuve fue: “estoy huérfano, estoy solo”, y sentía que Chiara me repetía: “sé fiel”. También en el momento de la transmisión del funeral, que por razones laborales no podía ver.
Inés: Siento un gran dolor por su partida, pero también la seguridad de poder decirle: “ahora que podés verme, ayudame a ser fiel a la Obra, a ser una voluntaria fiel. También en este momento que no podía ir a la transmisión de su funeral.
Maria del Valle: Ante el shock de la noticia, me puso en la realidad: ahora soy yo la heredera de las relaciones. Hay una foto en la página de internet (la que luego se utiliza en el número especial de Ciudad Nueva de mayo) que la tengo en el fondo de pantalla de mi computadora. Me mantiene con su mirada, y desde el Paraíso me dice: “tenemos Jesús en medio”. Seguro que, cuando le tomaron esa foto, estaba amando; más aún: me estaba amando.
Estela: Viendo la transmisión, me parecía un sueño, que ella no era la del cajón, pero volvía a la realidad al ver a sus primeras compañeras.
Eleonora: Depende de nosotros que su Obra prosiga.
Elsa: En lo que yo puedo expresar, debo estar sumamente atenta. Chiara dice que si no está Jesús en medio la Obra no existe… entonces esforzarme más.
Susana: Me la imagino ahora con todos los que ya partieron, y sé que trabaja con nosotros.
Daniela: Chiara siempre desaparecía, siempre resaltaba que ella era un instrumento de Dios, y veo el realizar de una meditación que dice: “Cuando llegaré ante Ti, me perderé en Ti”. Entonces, no quedarnos en nuestros límites. No cuestionarme. Desde la mirada de Dios, desde ahí, partir…
Luis: En este tiempo reveía mi vida y descubría que todo lo que tengo me lo dio Chiara. De no haber sido por ella no habría conocido a Daniela, ni me hubiera casado, ni hubiera tenido estos hijos… inclusive hasta la casa y las cosas materiales siento que las tengo gracias a su amor.
Rogelio: En un primer momento, me alegré porque dije: “una santa más en el cielo”. Y a medida que veía la transmisión empecé a tomar conciencia de su partida. Toda ella era Evangelio vivo.
Virginia: Me surge antes que nada de decirle gracias. Por todo lo que nos dio y por la certeza de que todo lo que se hace por amor no es pequeño.
María del Valle: Viendo algunas fotos de los primeros compañeros con Chiara, me sentía que era yo que estaba allí con ella. Partío… pero está.
Marité: Aunque no pudimos juntarnos todos para ver la transmisión del funeral, estábamos todos. Si cada uno estaba en su Voluntad de Dios, estaba ahí, presente. Estamos todos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

desde Trelew-Confines de la Tierra

Carissimi Tutti:
¿Cómo expresar con palabras la impronta de la fundadora del movimiento?
Aún aquellos que no tuvimos la oportunidad de conocerla personalmente, hemos corroborado su polenta, y belleza a través de su obra y del carisma que nos legó, y [hoy mas que nunca] nos sigue insuflando.
Por eso, en estos tiempos sigue habiendo gente que se pregunta ¿qué mueve a un grupo de personas a tener la unidad como ideal?

Un ideal compuesto de seres de ideas firmes, pero con espíritu fraterno.

La revista y la editorial Ciudad Nueva, nos muestran una pequeñísima parte del legado que supo construir la fundadora junto a un grupo de pequeños seguidores, que no dudaron en esparcirse por el mundo.
Otros que dieron su fiat, tal como hiciera María. Fuoco, Chiara, y todos aquellos que se jugaron y apostaron en consagrar su vida y vivir dentro del mundo.

Piero Coda [en su documento “Un carisma y una obra de Dios”] señala:
Su obra y su intensidad son totalmente originales, al menos por su intensidad y por sus frutos. Si a esto le sumamos el hecho “revolucionario” de ser una experiencia esencialmente comunitaria, Chiara encarnó la esto de ir a Dios juntos, y ser un solo corazón y una sola alma, Jesús marcó a fuego esto en el corazón de ntra. fundadora. Y ella nos mostró que no es preciso huir del prójimo para estar en presencia de Dios, sino amarlo como a uno mismo y reconocer en él el rostro del Cristo, especialmente si es pobre, está solo y sufre de algún modo.
[Con esto nos dice claramente, el prójimo es el ser más próximo].
Años atrás Karl Rahner afirmaba, que el cristiano del futuro será un místico [uno que vive la experiencia de Dios en el mundo], o sencillamente no será.
Por eso la doctrina que brota del carisma focolar, es adecuada a todos los estados de la vida y vocaciones al servicio de la sociedad.

Chiara nos marcó el camino para llevar a cabo el designio de Jesús: ut omnes unum sint.

Por eso poco importa haberla visto cara a cara, sino captar ese hilo de oro que enmarca diversos/tantísismo hechos de su vida.
Lo mejor de Chiara, aún está por venir.

Australmente, Quique Figueroa

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

de Avellaneda, Santa Fe

Queridos todos:
                     Quiero compartir mi humilde experiencia, sé que es poco, pero para elevarla al Cielo como ofrenda por lo recibido, para mí, es todo.
                     Era el año l995, a raíz de una medicación no tolerada me había “hinchado” totalmente, tenía 10 kgs de más y mi hígado funcionaba pésimamente, muchos días me la pasaba a galletitas, té y manzanas, tenía un malestar permanente que a veces me “tiraba” en la cama a llorar. Ni hablar de mi estado de ánimo.
                     Una amiga me invita a un encuentro de tres días en la Ciudad de Corrientes,  “es algo diferente”- me dijo. Cuando llego a casa le comento a mi esposo:-” Me invitaron a un encuentro, no sé de qué es, sólo me dijeron que te enseñan a “amar diferente”. A lo que él responde: “andá,te va a hacer mucho bien”.
                     Preparo mis cosas, pongo la Biblia, pensando que era un retiro, y voy. Cuando llegamos me sorprende el clima de fiesta, de familia, todos sonrientes recibiéndonos como si nos conociéramos de toda la vida. Comienzan los cantos, los testimonios, un video de una “tal Chiara”, amorosa, simple, le brotaban verdades, amor a borbotones cuando hablaba. Y cada rato nombraban a Chiara, yo pensaba-“¿Qué hago aquí, con el despiole que dejé en mi casa, mi marido, los chicos, esto no es un retiro, no escuché aún nombrar a Jesús?” Me daba ganas de volver a casa.
                    Antes de mediodía nos repartieron las tareas, algunos servían el desayuno, otros el almuerzo, otros la cena, unos acomodaban la sala, etc. Y yo que estaba tan mal anímicamente, que fuí en busca de amor, de abrazos, de que alguien me dijera que me amaba a pesar de estar “inflada”, veo mi nombre en el grupo que debía limpiar los baños “todos los días”.
                    Lo hice con mucho amor y llegué a la conclusión de que mi vida para que tenga sentido debe estar al servicio de los demás, aunque a veces no nos guste lo que debemos hacer, y ella, Chiara insistía, “AMAR A JESUS EN EL OTRO, HACERLO TODO COMO SI FUERA PARA JESUS”.  Volví del encuentro que se llamaba Mariápolis (Cuidad de María) totalmente renovada, allí realmente aprendí a amar diferente, a ver todo con otros ojos, los problemas siguen estando,pero mi vida cambió, gracias e esa maravillosa mujer, que hizo tanto por la humanidad sólo con unas pocas palabras “AMAR A TODOS, SER UNO CON EL OTRO, RECOMENZAR CADA DÍA” y llegóal corazón de hombre y mujeres creyentes o no, de todas las razas y categorías sociales. Así lo hice en mi hogar, mi trabajo, mis amistades, y senti la necesidad muy profunda de consagrar mi corazón a Jesús Abandonado, como lo hizo ella, le pedí que sea MI ESPOSO omnipotente, porque lo amo por sobre todas las cosas, aún sobre mi familia a los que amo inmensamente, Quiero vivir por EL y para El, a pesar de mis imperfecciones y debilidades, EL es mi AMOR VERDADERO.
                        Y hemos pasado muchas puebas dolorosas en familia,un asalto, dificultades de todo tipo pero todo se vive diferente.
                           Gracias Mamá Chiara por presentarme TU AMOR VERDADERO y enseñarnos una vida diferente, plena. Te siento tan cercana, cada vez más, no te perdimos, te ganamos, porque ahora estás aquí, más en la vida diaria, acompañandonos con esa sonrisa bella, radiante, llena de Jesús.
                              Ilda Bianchi de Visintini
                              Avellaneda(Santa Fe)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Chiara…

Me enseñó el gran Amor que tuvo por todos nosotros, sin descuidarnos siempre la frase justa, en el momento que necesitaba tener una respuesta.
Me enseñó amar a Jesús Abandonado. Sien Gen, le dije Sí, luego comprendí la inmensidad que tenía este gran paso. Que el dolor m etransformaba en nada, encontrarlo y abrazarlo a Jesús y, así, nunca me sentí sola.
Me enseñó amar a Jesús en el hermano, en toda mi familia, sin límites; ver que cada mañana resultaba todo nuevo, estar dispuesta a morir a mis cosas para escuchar al otro.
Gracias Chiara. Amaste a todos con el “Amor de Madre”. Te llevo en mi corazón y te sentí siempre cerca, aun sin llegar a conocerte personalmente.
El día que partiste hacia el Padre, pensé que todos los ángeles te elevaron y quedamos, por un momento, sin ellos. Eres una Santa.
Eternamente Gracias!!!!
 
Beatriz Bonilla.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

de Rosario

Sentirla madre fue desde siempre, ella acortaba las distancias, ella nos hacía parte de su vida.
Pero la confirmación nos llegó cuando, desorientados en poner el nombre al local de muebles de diseño que nos ayudaría a vivir mejor el proyecto de Economía de Comunión al que ya adheríamos con nuestro taller de carpintería, se nos ocurrió pedirle que nos diera ella el nombre.
Ya estaba enferma, nosotros eramos nuevos en la obra, nos enamoramos de su espiritualidad, del Evangelio vivido, en el 2000, y sin embargo nos animamos, le escribimos pidiéndole un nombre. No se hizo esperar. Gis, la focolarina que la acompañaba nos contestó dándonos el nombre que hoy resuena en Rosario “LIGNUM” que como Chiara dijo se refiere al leño de la crucifixión en el cual debemos aferrarnos siempre para no desfallecer y que sea motivo de inspiración para las obras de diseño y del arte que mostramos.
El camino es duro, difícil, recién empezamos y hay mucho por hacer, hay momentos que estamos tan agotados que queremos abandonar, y sin embargo ELLA nos sostiene.
En noviembre sabíamos que estaba muy mal, y yo le digo a Polo , no quiero seguir, estoy muy cansada, solo seguiría si Chiara me lo pide.
Era domingo. El lunes a la mañana estaba en el local estudiando para rendir el último año de la UPM y se desliza una carta por debajo de la puerta. La recojo, Roca di Papa.
La abrí emocionada, Chiara, a través de Ives nos alentaba a seguir en el camino que crea comunión y belleza.
No necesitamos más. seguiremos en el hilo de oro que Dios nos ofrece para caminar hasta el seno del Padre a encontrarnos con nuestra madre espiritual.
 
¡GRACIAS CHIARA POR TU AMOR A LA HUMANIDAD!
                                                     Graciela y Polo
 
 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

…la gracia de estar a la altura!

La noticia de la partida de Chiara al paraíso, como un flash, me ha hecho reestablecer en forma instantánea, una conexión espiritual con innumerables personas con las que, a lo largo de 25 años de historia personal, he vivido una comunión de almas. Muchas con las que he compartido codo a codo, que me han dejado huella; y, otras cuyos rostros y nombres se diluyen un poco en mi memoria. Y a quienes siento el impulso de expresarles algo que estoy seguro que compartimos, sea donde sea que la vida nos haya llevado.

 

Ya sea que estemos alejados, como yo, del entorno de la gracia que supone participar internamente del Movimiento de los Focolares, o lo contrario. Siento que Chiara es de todos, ha sido y será, siempre de todos.

 

Desde que respondió: “Dios”, cuando le preguntaron que buscaba; han pasado unos setenta u ochenta años, para encontrarlo hoy al fin en persona, y en esa búsqueda nos ha arrastrado a millones de personas a una aventura que nos ha marcado para toda la vida. 

 

Aunque entre otras cosas ella nos ha enseñado a entender la muerte de una forma completamente nueva; hoy no he conseguido quitarme en todo el día el dolor del corazón. Y es que hoy nos dejó alguien muy cercano que logró calar en lo más profundo de nuestras almas y hacernos vivir un mundo unido, saber que es posible porque lo hemos probado, creer en un ideal.   

 

El Ideal que ella me transmitió, primero cuando yo era un gen 3, o durante los años de estancia en la Mariápolis de O´Higgins, y en otros miles de momentos, ha conseguido modificar mi ADN, ha hecho de mi, parte del hombre que soy, me acompaña siempre en cada situación cotidiana; incluso a pesar de mi mismo.

 

Hoy es un día histórico, ahora algo cambiará, ella ya no estará físicamente, pero estoy seguro que florecerán mil frutos.

 

Demos gracias a Dios por: haber podido compartir su tiempo y escuchado sus palabras; o mejor por: haber recibido de ella algo personal como un nombre nuevo, una palabra de vida, o haberla visto en persona. Hoy busqué de mi vieja caja de tesoros una carta con la palabra de vida que ella pensó para mí, y renové el deseo que el día que yo no esté se me recuerde por esa frase. ¡Dios dame la gracia de estar a la altura! ¡Chiara, ayudame desde el cielo!

 

Un abrazo enorme, unido a todos.

 

Ariel Machado.

Marbella-España. 14/3/2008

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cómo la conocí

Buenos Aires, abril de 2008.
Fue en la Mariapolis del año 85 (octubre o noviembre) que se realizó en Chapadmalal, y en una de las tantas charlas, ante mucha gente, en la explanada del hotel donde se realizaba el encuentro, recuerdo que una focolarina italiana (creo que se llamaba Micaela), dijo una frase que nunca olvidaré “quien conoce el “Ideal” queda marcado” y esto lo agrego yo, para toda la vida.

Conocí a Chiara a través de una película (era en “blanco y negro”, en aquella época no existían los videos), fue en mi primera visita a la Mariapolis Andrea en octubre del 83, nos proyectaron en el microcine que existía en aquella época una película con el audio en italiano y como no estaba subtitulada una focolarina hacia la traducción simultanea y como ya sabemos las focolarinas y todos los internos en general, se mimetisan de alguna manera con Chiara, era como escucharla a Ella en vivo y directo o al menos así lo sentí yo. El argumento de esa película no era otro que un reportaje que un sacerdote (italiano que vestía sotana) le efectuaba a Chiara, a efectos de que contara los fundamentos del Movimiento y el modo de vida de los Focolares.

Yo había ido a la Mariapolis por primera vez, con mi esposa e hijos y con un grupo de matrimonios del movimiento “Encuentro Matrimonial”. No tenía la menor idea sobre “Los Focolares”, recuerdo que los comentarios entre nosotros se referían al admirable espíritu de fraternidad que se vivía en la Ciudadela.

Recuerdo que a mi no me deslumbro demasiado el mencionado espíritu de fraternidad y ni me acuerdo de lo que respondía Chiara respecto de los fundamentos del Movimiento. Pero de lo que nunca podré olvidarme fue de cómo me impresionó la figura y especialmente la sonrisa de Chiara. Quedé literalmente encantado, impactado, enamorado de Chiara, no recuerdo película alguna que me hubiera impresionado más, y como me gustaría poder volver a verla.

A partir de ese momento se puede decir que cambió radicalmente mi vida y eso que una sola vez puede verla realmente “en vivo y en directo”, fue desde las gradas del Luna Park en el año 98 y a más de 50 metros de distancia.

Me leí todos sus libros, participaba activamente de todos los eventos del movimiento, fui Voluntario y tuve una estrecha relación con muchos de los miembros de la comunidad.

Hasta que por una circunstancia particular y penosa, hace 17 años que dejé de frecuentar sus variados eventos.

Pero lo importante es Chiara o más bien el Espíritu Santo, que ante cada circunstancia de la vida cotidiana en que me toca actuar, no deja de hacer venir a mi mente cada una de sus enseñanzas, las que deben aplicarse a cada momento particular de la vida.

Por eso, la muerte de Chiara me deja un vacío inmenso (y no pude menos que llorar copiosamente por la emoción cuando me enteré del suceso, aunque no dudo que su partida es la fiesta más grande que podría esperar) espero y creo que su espíritu no solo no nos abandonará nunca, sino que estará mucho más presente en cada uno de nosotros, sus hijos espirituales, en todos los momentos que nos reste de vida.

Para finalizar, en la “conexión telefónica” del 25/12/86, Chiara expresa textualmente: “¿No dice Santiago en su carta?: consideren perfecta la alegría hermanos, al sufrir todo tipo de pruebas. El sufrir es, por lo tanto, motivo de alegría”.

Guillermo C. Delucchi

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized